Por fin, la tecnología diseñada pensando en el usuario, en el beneficio del empleado, adaptada a su forma trabajar y no al revés. Hacia una tecnología más emotiva, envolvente y sensorial que ayude a mejorar la experiencia diaria de forma novedosa, atractiva y relevante. Adiós a las herramientas engorrosas, aburridas, que requieren complicadas curvas de aprendizaje y que acaban sin ser utilizadas. “La tecnología de los sentidos y las emociones”

Fuente: www.mujeresconsejeras.com

Comentalo!

(Indica tu Comentario)

Facebooktwittergoogle_plusmail