Cada día los especialistas de la salud desarrollan estudios que les permiten identificar nuevas enfermedades además de los posibles tratamientos a estas, pero no siempre obtienen resultados favorables que sirvan de ayuda para aquellos que la padecen y no dan respuestas a los tediosos síntomas que aquejan a los pacientes; como es el caso de la Enfermedad de Parkinson.

     Dicha enfermedad está definida como un trastorno degenerativo del sistema nervioso central que pertenece a un grupo de afecciones conocidas como trastornos del movimiento, generalmente conlleva en el organismo de quien la padece a la pérdida progresiva de la capacidad de coordinar los movimientos y una de las principales consecuencias de ello son la presencia de temblores que se generan mayormente en las manos, pies o la mandíbula.

    Han sido muchos quienes han intentado dar respuesta a esta incómoda situación que debe soportar aquel que padece Parkinson pero uno de los avances más significativos estuvo a cargo de quien fuera hace 20 años un estudiante de medicina de nombre Faii Ong, que en un momento de su carrera fue designado para cuidar a un paciente con Parkinson y su reacción ante la impotencia de este al no poder tomar sopa a causa de los temblores acude a una enfermera para pedir un medicamento que controle tales efectos y su decepción fue grande cuando esta le dijo que no había medicamento alguno y desde ese instante se propuso a buscar una solución a tal situación.

    En sus inicios considero alternativas como bandas elásticas, pesas, hidráulica, robótica pero termino decidiéndose por la implementación de giroscopios. Al invento se le dio el nombre de GyroGlove, es un dispositivo en forma de guante que tiene como objetivo contrarrestar los temblores en las manos que sufren los pacientes con Parkinson.

    Los giroscopios están conectados a que se sitúa en la parte posterior de la mano sujetos al guante mediante una carcasa de plástico. Este ya ha sido probado en pacientes que padecen la enfermedad presentando mejoría de un 80% y aunque todavía están trabajando en su tamaño y el ruido que hace, este invento ya le ha valido a la empresa GyroGear varios reconocimientos a nivel europeo y la intención de la misma es la de intentar lanzarlos oficialmente antes de septiembre en el Reino Unido, a un precio que estaría entre 400 y 600 libras.

guante

Fuentes

http://espanol.ninds.nih.gov

http://www.dmedicina.com

http://www.technologyreview.com

http://www.xataka.com

Comentalo!

(Indica tu Comentario)

Facebooktwittergoogle_plusmail