Actualmente es común que las personas sufran de estrés continuo por las actividades diarias en cuanto a la vida personal o laboral, causando un sinfín de enfermedades que, al principio son silenciosas y evolucionando, con el tiempo en  riesgosas.

¿Tienes algo que decir?

Inicia la conversación y sé el primero en comentar.

Levantarse en las mañanas con dolor de cabeza, y una presión en la mandíbula puede estar indicando un posible bruxismo como consecuencia de apretar los maxilares de forma intensa a la hora de dormir.

Para Milagros Buiza, odontóloga de la Universidad Central de Venezuela, el bruxismo es una parafunción mandibular, es decir es una complicación que se conoce como un hábito caracterizado por el roce o apretamiento de los dientes.

El bruxismo es inconsciente e involuntario y mayormente se hace por las noches”, explicó Buiza, quien además detalló que tal enfermedad puede afectar a personas de todas la edades, pero frecuentemente se presenta en niños y en adolescentes.

Si bien es cierto que el bruxismo es causado por el estrés, también puede ser ocasionado por las maloclusión dental refiriéndose esta complicación a la alineación incorrecta de los dientes, ocupándose según la Organización Mundial de la Salud en el tercer lugar de prevalencia dentro de los problemas de salud bucodental, luego de las caries y de la enfermedad periodental.

Sin embargo, como toda enfermedad, es tratable siempre y cuando sea observada a tiempo. Es por eso que la odontóloga Buiza manifestó que el bruxismo es detectado por la visualización de desgaste de la cara oclusar de los dientes y en algunos casos el desgaste del esmalte en el cuello de los dientes. Asimismo, el síntoma más determinante, en el paciente, es el dolor en los músculos de la cara abordando, en ocasiones, también la cabeza.

Tipos de bruxismo
El bruxismo se puede clasificar en céntrico, entendiéndose como el apretamiento de los dientes sin rechinarlos, y el excéntrico que se refiere al rechinamiento o deslizamiento de los dientes, de igual manera ambas acciones pueden ocurrir de forma simultánea. En ocasiones, los dientes, que antes se veían juntos, se separan.

El problema que genera el bruxismo no es sólo estético, de dientes separados o desgastados. El constante rechinar y la continua presión sobre los maxilares, sin que se cure, puede generar patologías diversas y severas en el paciente.

“El desgaste excesivo de los dientes puede llegar a afectar la pulpa dental, causar movilidad dental, problemas en las articulaciones ocasionando dolores y alterando la masticación”, detalló la odontólogo.

Soluciones
“El bruxismo se trata con una aparatología, llamada férula nocturna, que se refiere a  un dispositivo que se coloca en los dientes superiores o inferiores, siendo blanda o rígida dependiendo de la severidad del caso”, detalló la odontóloga Milagros Buiza.

La función de este dispositivo es separar los maxilares para evitar el contacto y rechinamiento de los dientes y, en consecuencia, el desgaste dental. La gente aprieta la boca mientras duerme, pero los dientes no lo sufren.

Agregó que los casos severos se pueden tratar con antiinflamatorios o relajantes musculares y también con ansiolíticos para que el paciente duerma mejor.

De igual manera, controlar el estrés es extremadamente importante para evitar el bruxismo. Por eso, aplicar técnicas de relajación, ejercicios físicos, yoga y música instrumental al momento de descansar, y un baño con agua tibia antes de dormir; son unas de las tantas recomendaciones para la relajación del cuerpo y la mente.

fuente:http://www.eluniversal.com/noticias/estilo-vida/estres-destruye-los-dientes_662908

Comentalo!

(Indica tu Comentario)

Facebooktwittergoogle_plusmail