Los drones se han convertido en el artefacto soñado para tareas de espionaje, vigilancia y operaciones militares. Son tan efectivos como inquietantes. Viven en un limbo legal. Y ahora sabemos un poco más sobre cómo serán en el futuro: gigantescos. La compañía Northrop Grumman ha presentado el que será su próximo dron, el nuevo MQ-8C Fire Scout, y será tan grande como un helicóptero. ¿Para qué? Para transportar médicos en una emergencia o viajar mucho más lejos que un helicóptero convencional. Y sin piloto. Todo automático.

Es el futuro de la aviación, al menos de una parte: helicópteros como este, o drones, que se autocontrolarán de forma inteligente o mediante un piloto en control remoto. Igual que los coches, pero aplicado a la aviación.

El modelo que se ve en la foto, el nuevo MQ-8C Fire Scout, es solo una reproducción, pero la compañía tiene previsto seguir adelante con su construcción. Debajo podrás ver un vídeo de su antecesor: el mismo concepto, pero más pequeño. La ventaja de un dron tan grande, según Northrup Grumman, es poder transportar equipamiento (o gente) a zonas arriesgadas, pero también poder viajar distancias mucho mayores, sustituyendo el peso de los pasajeros por combustible.

En unos años, por tanto, veremos tanto drones enormes, como este, como drones minúsculos, como los que prueba el ejército británico. Solo quede que su uso se empiece a regular.

FUENTES:http://es.gizmodo.com

Comentalo!

(Indica tu Comentario)

Facebooktwittergoogle_plusmail