A la aplicación de vídeos cortos Douyin (Tik Tok fuera de China) se le acusa de ser muy adictiva y atontar a la juventud. De ahí que haya quien la considere el opio del siglo XXI. La aplicación más descargada de este año en todo el mundo es china. Se llama Tik Tok -Douyin en chino- y permite crear vídeos de 15 segundos con una apabullante galería de efectos divertidos y sincronizando la imagen con una gran base musical. Su popularidad en el gigante asiático rivaliza con la que logró Pokémon Go en el resto del mundo: ya cuenta con más de 500 millones de usuarios activos al mes, y basta un viaje en cualquier transporte público del país para certificar que abundan los zombis secuestrados por la pantalla de sus móviles, en los que no cesa un interminable torrente de vídeos.

Aunque predominan los clips de chicas jóvenes haciendo monerías al ritmo de la música, hay de todo: desde mascotas que deleitan a los usuarios con sus facetas más divertidas, hasta ancianos que recogen las mejores jugadas de partidas que echan a las damas chinas o niños que muestran sus habilidades a edad temprana. También hay quienes gastan bromas por la calle -sin caer en el caraanchoa, claro- y quienes muestran habilidades asombrosas en todo tipo de ámbitos. Las empresas chinas cada vez tienen más éxito con sus aplicaciones. De hecho, hasta este año las occidentales siempre habían sido las más descargadas de la Apple Store. El año pasado, cuatro de las diez primeras ya fueron chinas. Y, en 2018, llama la atención también que más lo son. cinco de las diez en las que los usuarios gastan.

El éxito de Douyin radica en su heterogeneidad. El usuario puede buscar vídeos con palabras clave para hacer una criba o dejar que el algoritmo de la aplicación le recomiende los que considera más adecuados a sus gustos, pero lo habitual es que pase de un vídeo a otro sin saber qué es lo viene a continuación. La sorpresa engancha.

No en vano, Douyin permite publicar vídeos de dos maneras diferentes: se pueden grabar directamente desde la app, que permite añadir emoticonos en 3D, ralentizar o acelerar las imágenes, y alterarlas con efectos de todo tipo; o se pueden subir clips guardados y editados anteriormente. Además, la aplicación también se ha sumado a la locura de la retransmisión en directo, que incorpora en uno de sus menús.

Según datos de un informe publicado por Tencent en abril, el 66% de los usuarios de Douyin en China son mujeres, y el 75,5% de ellas tiene menos de 24 años. Según Bytedance, sin embargo, el 40% de los usuarios tiene entre 24 y 30 años, un dato que la empresa utiliza para demostrar que ha logrado romper la barrera de la generación Z y atraer también a usuarios más mayores.

El opio del siglo XXI.

Pero estas medidas son opcionales y hay quienes las consideran completamente insuficientes. “Douyin es el opio del siglo XXI, un obstáculo para el desarrollo del ser humano”, dispara la escritora Zhang Qifang, que, a pesar de haber nacido en 1995 y contar con innumerables seguidores de la generación Z, es una de las que más critican el servicio. “Si quieres destruir el futuro de un chaval, deja que se descargue Douyin. Es un algoritmo que devora tu tiempo con contenido vacuo. Ofrece orgasmos breves y repetitivos que insensibilizan. Y reducen al mínimo la capacidad de atención de la gente”.

Eso es lo que critica desde el punto de vista del usuario. Pero Zhang también denuncia el modo de vida que propicia la aplicación entre la juventud. “Como  Douyin viene a decir que, si sucede ya con los wanghong, eres guapa y tienes labia, lo mejor no es que estudies y que te esfuerces para ganarte la vida, sino que hagas vídeos chorras. Es una fórmula más rápida para alcanzar la fama y el dinero fácil”, sentencia.

El éxito cosechado por la aplicación es una gran noticia para la empresa que la ha creado: Bytedance. Junto al rotundo éxito que ha tenido su agregador de noticias, Toutiao, Douyin está catapultando a la compañía al estrellato del ciberespacio chino. Aunque todavía está lejos de gigantes como Tencent o Alibaba, se acerca rápido y todo apunta a que cerrará el año con resultados económicos de récord. Curiosamente, hay quien acusa a Douyin de copiar al Musical.ly. Pues bien, para evitar problemas, Bytedance ha echado mano de una estrategia cada vez más común entre los gigantes tecnológicos chinos: la ha comprado.

Douyin, la ‘app’ más descargada del mundo a la que comparan con el opio

Comentalo!

(Indica tu Comentario)

Facebooktwittergoogle_plusmail