Bitácora nanotécnologica.

(c): Javier Elias Amaya Yepez

Llorar ante el móvil ayudará a mejorar la vida de los diabéticos.

El proyecto Nanotears, es un proyecto llevado a cabo por un grupo de investigación de óptica (GROC) y se desarrollan con colaboración del servicio de oftalmología del hospital general universitario Castellón   y la empresa BQ. Consiste en fabricar nanopartículas con tecnología láser basada en la ruptura nanométrica del material deseado mediante el uso de u laser pulsado, sin generar residuos durante la producción, siendo así respetuoso con el medio ambiente. Su funcionamiento vendrá dado mediante el uso de teléfonos inteligentes, pues investigadores de la universidad Jaime I de Castellón (UJI) han comenzado a diseñar un sensor óptico con nanoparticulas, el cual será integrable en la cámara de los smartphones, con el fin de detectar el nivel de glucosa en la lagrima de las personas con diabetes.

El servicio de oftalmología del hospital general universitario de Castellón será el encargado de supervisar la actividad de nanotears, la cual se vincula con obtención de muestras en personas con diabetes, ya sean lagrimas o sangre, para desarrollar la herramienta de medición. Este dispositivo requiere ser creado de manera no invasivo y compacto, su creación se basa en puntos cuánticos de carbono o mejor dicho en nanoparticulas de carbono menores a los 10 nanómetros, lo que equivale a un tamaño 10.000 veces menor al de un cabello, y se caracteriza por ser fotoluminiscentes, fotoestables y por tener una baja toxicidad.

Para el inicio del diseño del sensor, es necesario un sistema adecuado para la recolección de lagrima del paciente. Este sistema funcionara mediante un capilar de 20 microlitros, posicionándose cuidadosamente en el menisco lagrimal evitando la estimulación conjuntival y la secreción lagrimal. Luego la muestra se trasladará al departamento de la UJI, donde se pondrá en contacto con los puntos cuánticos funcionalizados y se aplicará luz láser de color azul para calcular la cantidad de glucosa, y finalmente se desarrolla el sensor óptico que será incorporado en la cámara de los móviles.

Hoy en día el mecanismo que se utiliza por los pacientes para el control de glucosa, se lleva a cabo mediante punción digital y medición con un glucómetro, este proceso se realiza de dos a tres veces por día, pero con la desventaja de ocasionar molestias y riesgo de infección, es por esto que se lleva a cabo el proyecto Nanotears, para poder detectar sencilla y rápidamente los cambios de glucosa mediante simples cambios de intensidad de la señal fluorescente.

Este proyecto es apreciado por muchos ya que esto facilitara el acceso a la detección de diabetes en los países en vías de desarrollo, gracias al aumento al aumento de procesamiento de los teléfonos y su expansión internacional.

Fuentes: www.elmundo.es

Comentalo!

(Indica tu Comentario)

Facebooktwittergoogle_plusmail

Contactar

jlaya.com

+58-4145567271

juanvlaya@gmail.com

[adsenseluiscordero29]
Ir al TOP