Con el auge de las redes sociales, las vías de información también han cambiado. De informarnos a través de medios con cierto nombre y criterio, hemos pasado a Twitter o Facebook, plataformas donde es fácil introducir noticias falsas, tal como se ha constatado en las recientes elecciones estadounidenses. Entrevistado en ‘Boulevard‘ de Radio Euskadi, el vicedecano de relaciones externas y formación continua en la Facultad de Ingeniería de Deusto, Alex Rayón, ha afirmado que “la capacidad de introducir estas noticias en redes sociales es realmente alta, la gente reacciona rápido”. De hecho, Rayón constata que es complicado hacer frente a estas noticias, porque “de hecho, la única posibilidad es taparlas con una noticia positiva“. Sin embargo, advierte de que las noticias positivas no se viralizan tanto como las negativas, por lo que su impacto es más reducido.

Comentalo!

(Indica tu Comentario)

Facebooktwittergoogle_plusmail